Download A la Caza del Octubre Rojo by Tom Clancy PDF

Literature Fiction

By Tom Clancy

ISBN-10: 8401495237

ISBN-13: 9788401495236

Publication IN SPANISH

Show description

Read Online or Download A la Caza del Octubre Rojo PDF

Similar literature & fiction books

Behaving Like Adults: A Novel

Meet Holly, the sunny twenty-nine-year-old proprietor of lady Meets Boy, a relationship provider if you are "beautiful in and out. " although she's a successfulmatchmaker, she hasn't relatively fulfilled her personal dating desires (her ex-fiancé, Nick, turns out not going to development from his task as Mr. Elephant, kid's celebration entertainer).

Brothers No More

Set opposed to the historical past of the second one 1/2 the 20 th century, a singular follows the not likely friendship among international battle II servicemen--one of them the president's grandson, either one of them dedicated to an identical girl. 75,000 first printing. $75,000 ad/promo.

Extra info for A la Caza del Octubre Rojo

Sample text

No hay buques enemigos en la vecindad. Proceda según órdenes. Firmado, Korov, Comandante de la Flota. —Comprendido —dijo Ramius. Se oyó en el altavoz el click de cierre—. ¿Así que no hay Amerikantsi cerca? —¿Usted duda del comandante de la flota? —preguntó Putin. —Espero que esté en lo cierto —replicó Ramius, con una sinceridad mayor de la que podía apreciar su oficial político—. Pero usted recuerda nuestras reuniones para impartir directivas. Putin cambió el peso de su cuerpo de un pie a otro.

Un mes antes, mientras Ramius se hallaba alistando el Octubre Rojo después de su ajuste inicial, Tupolev y tres de sus oficiales volaron para ver el submarino modelo que había sido utilizado como banco de prueba para el prototipo del sistema de propulsión. De treinta dos metros de largo e impulsado por un motor diesel eléctrico, tenía su base en el Mar Casio, lejos de los ojos espías de los imperialistas, y era mantenido en un dique cubierto para ocultarlo de sus satélites fotográficos. Ramius había intervenido en el desarrollo de la oruga, y Tupolev reconoció la marca del Maestro.

Gritó Ramius—. ¡Estaba vivo hace un minuto! —El comandante sollozaba—. Es culpa mía. Traté de agarrarlo, pero no pude. ¡Es culpa mía! —Se dejó caer en una silla y hundió la cara entre las manos—. Es culpa mía —se lamentaba, sacudiendo la cabeza y luchando visiblemente para recuperar su compostura. Desde todo punto de vista, una excelente actuación. Petrov apoyó una mano sobre el hombro del comandante. —Fue un accidente, camarada comandante. Son cosas que ocurren, aun a los hombres de más experiencia.

Download PDF sample

Rated 4.45 of 5 – based on 32 votes